DestacadosNoticiasProyectos

DOCE BENEFICIARIOS DEL PROGRAMA YO EMPRENDO SEMILLA RECIBIERON FONDO COMPLEMENTARIO

62Visto

Beneficiarios recibieron $200.000 extras y un regalo para potenciar su emprendimiento.  

El viernes 30 de diciembre a las 10:30 horas, en la sede Manuel Rodríguez de Buin, se reunieron doce beneficiarios que recibieron un fondo complementario de $200.000 en el programa Fosis “Yo emprendo Semilla”. Cabe recordar que este proyecto benefició a 80 buinenses con una capacitación y un apoyo económico de $270.000.

Pamela Orellana, coordinadora del Centro de Educación y Capacitación Laboral, ejecutores del Fosis, explicó que, durante todo el proceso del proyecto, se realizó una evaluación para elegir a doce personas con el mayor puntaje dentro de los 80 usuarios del programa, los que obtuvieron el fondo complementario.

Los doce seleccionados tuvieron una convivencia en donde se les entregó obsequios personalizados, que constaba de 100 imanes publicitarios para cada uno, para apoyar la difusión de sus emprendimientos.

“Estoy aquí para que las personas sean acompañadas, se les haga un seguimiento y no se les deje abandonadas”, comentó Mario Ávila Castro, Encargado de Oficina de Fomento Productivo. Además realizó un llamado a los vecinos para que se acerquen a la Oficina de Fomento Productivo, para capacitarlos y apoyarlos en su crecimiento económico.

Cristina Carú, beneficiaria dedicada a eventos infantiles, explicó que fue una buena experiencia, porque los capacitaron y les dieron las herramientas necesarias para aprender y ejercer el proyecto con éxito. “Aprendimos a calcular cuánto debemos cobrar, de cuánto debe ser nuestro ingreso y también se aprendió a ahorrar, que es súper importante para nosotros”. Añadió que al obtener el fondo complementario, pudo reinvertir y comprar otros elementos para su proyecto.

Sonia Buccioni, beneficiaria especializada en empanadas y pasteles de choclo, agradece al programa porque a través de él pudo obtener un horno industrial, lo que considera como su mayor herramienta. “Estaba súper feliz cuando supe que había ganado el fondo complementario, pude comprar más herramientas para estar mejor preparada para lo que se viene”.