DestacadosMedio AmbienteNoticias

ACEQUIAS URBANAS, RESPONSABILIDAD DE TODOS

327Visto

Las acequias, sifones y veredones son parte importante de la estructura y funcionamiento de una ciudad. Es por ello que desde el municipio se han impulsado diferentes campañas para mantener la limpieza y los cursos de agua, ya que tanto la municipalidad como los vecinos tienen responsabilidades al respecto.

OBLIGACIONES DE LOS VECINOS

  1. Colaborar con la limpieza y despeje de las acequias interiores y exteriores.
  2. Todos los vecinos por cuyos terrenos circulen aguas provenientes de acequias tienen la obligación de dar libre curso a las aguas para la utilización de previos que utilizan como riego.
  3. Todos los vecinos en el caso que reemplacen las tuberías que pasan por sus previos deben RESPETAR los diámetros para dar curso a las aguas.
  4. Los vecinos que han construido puentes sobre sus casas deben respetar los diámetros de tuberías.

5.- Mantener limpios los veredones que enfrentan al inmueble en que viven.

  1. En caso de NO cumplirse con las normas citadas, corresponde a la municipalidad aplicar las multas pertinentes, previa notificación al vecino para que corrija la deficiencia.
  2. Concurrir a los tribunales competentes para efectos de dejar sin efecto la multa o pedir rebaja.

 OBLIGACIONES DE LA MUNICIPALIDAD

  1. Concurrir a la limpieza de acequias dentro del territorio urbano de la Municipalidad.
  2. Informar a la asociación de regantes que corresponda, acerca la necesidad de mantención y conservación de las compuertas necesarias para mantener el control de las aguas.
  3. Mantener la limpieza de los sifones si se encuentran en la vía pública
  4. Aplicar las multas que determine la ordenanza respectiva que asciende a 1 a 5 U.T.M.

La idea es que toda la ciudadanía pueda saber cuáles son sus deberes y derechos con respecto a este tema, ya que el cuidado del agua es responsabilidad de todos. Por otra parte, contar con aguas de riego nos entrega múltiples beneficios, como por ejemplo, cuidar, proteger y mantener árboles, arbustos y huertos; mejorar la calidad del Aire; disminuir costos de agua potable en el hogar, regular la sensación térmica ante episodios de altas temperaturas.